Óyeme

Pobre, pobre el manantial que dejó tus lluvias llorar
Hasta hacerlo crecer, vagabundar e inundar,
el mar en el que derretías tu frío
Incluso el cual en el que ahogabas tu dulce amargura

Hace ya bastante tiempo, que dejé de pensar en lo que pudo ser
Suelto ya las cuerdas; mías hasta el olvido, tuyas hasta que la memoria me permita

Me dejo balancear, ya ni que pierda la dirección que me guía
Ya ni que sepa por dónde fuera, por dónde viniera y a quien emborrachaba con mi llegada

Será lo inesperable, será un sufrimiento sin deber
Como el animal encerrado por su belleza y no su bestialdad
Por dejarlo hambriento sin que sepa como cazar
Y tú, separandote cada vez más de tu condenada igualdad

Talvez y hay de esos que lo hallan visto todo
Que no se sorprendan con las pequeñas enseñanzas del amanecer
Como las paredes que tiemblan al ver rostros secos
Por beber la inocencia de tantos sin nada que esconder

No sé como explicarte, óyeme
Reconoce el tono que se usa cuando Dios entra al corazón…

Advertisements

Published by

S.K.

This right here, keeps me sane. You will find here, sincere thoughts mixed up with a subconscious trying to fuck it all up. I hope you understand.

8 thoughts on “Óyeme”

  1. Oyeme, creo que hablas mejor español que yo o tienes mejor programa de traducir que El mío.

    Solamente quería explicarte que vos, en lugar de tu, es hablado en español castellano de españa. En otras lineas sí usas tu correctamente.

    No sé si te agrada mi ayuda.

    Liked by 2 people

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s